dimanche, décembre 18, 2005

Domingo de elecciones


Me toca votar en kenndy. Hacía un calor gigante y yo me puse mi vestido largo tipo solera y un sombrero lindo, al tono, para el sol (sino es atroz para mí, me da como baja de presión)… la cosa es que yo lo hago por salud, pero se ve de lo más chic.

Agregué chalitas en tono crema, con algo de taco… y un bolso rojo que igual le venía al vestido… donde llevaba mi bañador pues luego de cumplir deber cívico iría a almorzar donde mi amigo que vive cerca de Kennedy, y me bañaría en su hermosa piscina.

Eso, pues, supuestamente vería a mi madre a alguna hora tipo hora del té (antes de su partida quizá sin retorno a España)… y para no llegar hasta mi casa, haría hora donde él, aprovechando su grata conversación (y comida y piscina, cabe añadir).

El asunto que quedamos que él iría por mí a mi local de Kennedy… Entonces, obviamente, me llevé mi librito (prestado por el Dr. con condición de devolución para año nuevo). El librito, que había comenzado a hojear el día antes desde Valparaíso a Santiago, es una serie de cuentos de Alfredo Bryce Echeñique (que si bien conocía de nombre y había ojeado textos de él o sobre él en revistas, en honor a la verdad –vergonzosamente- no había leído nunca). El título del libro es “Magdalena Peruana y otros cuentos”. El primer cuento es “Anorexia y Tijerita”.

La cosa es que fui a votar. Impresionante, la mesa 103 era de una cola ENORME, y la 102, la mía, de 5 personas (primera vez que me toca tanta gente en mi mesa, a lo más había hecho cola de 2). So voté en 2 segundos, por primera vez por quien quería, o sea por Hirsh y me fui a sentar a la sombrita…

Había una señora ahí y empezamos a conversar, le conté lo de la señora del supermercado de la otra vez y la señora esta (bien bonita) me dice “no me sorprende nada. La gente de la Dehesa es lejos la más mal educada. Tan prepotentes. Te tiran esos enormes autos encima, no saludan a sus vecinos, impresionante”. Igual me dio lata la estigmatización. Mis tías (que quiero N) viven en la Dehesa y no son así. Tuve muchos compañeros de curso de esos barrios (santa maría de manquehue, la dehesa, lo curro) y si bien a veces vi cosas de mal gusto en sus sectores (casas, autos, vestuario, etc. no fue la tónica de la gente que conozco de ahí). Y me doy cuenta que la “estigmatización” de cualquier índole no me gusta nada…

En fin. Se va la señora y yo miro a las chicas. Todas lindas, de ropa bonita, piola igual Onda nada estridente. Todas flacas (las muy…) casi todas de colores claros. Las más jóvenes mucho garabato, mucho celular, mucho cigarro y botar colillas en el suelo (último de rasca a mi parecer, todas esas cosas). El tema: “atroz la cosa del estacionamiento, me quedó más lejos el auto que no sé qué”. Igual es raro… votamos por presidente, por mejoría en salud –creo que eso es lo principal- y el tema es el calor y el estacionamiento… curioso como se distorsionan las prioridades…

Yo estoy ahí sentada con mi vestido de colores tierra claro, mi sombrero, un poco siendo de ahí y sintiéndome tan lejana a todo eso… a ese lenguaje, a ese vestuario, a esas prioridades… y entonces veo la hora y mi amigo tiene para rato (son las 1:30 y él iría por mí tipo 2:30) y entonces saco mi librito…

Y leo:

(nota: esto el personaje se lo dice a sí mismo mientras se ducha):

Por último dijo la puta que los parió, pero eso fue al pensar en el caso Scamarone y en que su partido en las próximas elecciones, cero, o sea que nunca más volvería a ser ministro ni el Señor Ministro ni nada. La puta que los parió.

Abrió al máximo los caños de agua caliente y fría y se vio regresando ex ministro a su estudio de abogado y con la elecciones tan perdidas dentro de dos meses que nuevamente se vio regresando ex ministro al estudio pero su desagrado fue mucho mayor esta vez por lo de las elecciones y porque tenía momentos así en que el caso Scamarone realmente le preocupaba. Nuevamente era abogado, un abogado más, y en un par de meses su partido iba a estar más lejos del poder. La puta que los parió. Como si nunca hubiese estado en el poder y encima de todo lo del caso Scamarone.

Empezó a jabonarse la pierna derecha pensando que en tres año de ministro tal vez no había sacado una tajada tan grande como la que pudo. ¿O sí?. En el fondo, sí, aunque si la Prensa amarilla no lo hubiese asustado con esos titulares en primera página tal vez habría podido sacarle mejor partido a… Al caso Scamarone, como lo llama la Prensa amarilla. Trasladó ambas manos y el jabón a la pierna izquierda. La puta que los parió. Seguían con lo del caso Scamarone, ¿cuándo se iban a hartar?, ¿cuándo encontrarán algo mejor?, ¿cuándo me dejarán en paz…? Son capaces de seguir… Son muy capaces de seguir y el próximo Gobierno… Joaquín Bermejo soltó otro la puta que los parió y empezó a enjuagarse con el próximo gobierno.

O sea que ni hablar del viaje a Europa con Vicky. Ni hablar del encuentro en México y la semana en Acapulco para luego seguir juntos por toda Europa y así nadie se enterará. EX MINISITRO BERBEJO SE FUGA. Lo estaba viendo, lo estaba leyendo, o sea que ni hablar del viaje. Bueno, la calmaría con un regalazo, explicándole entre besos que por el momento era imposible, ten en cuenta, Vicky, son sólo unos mecesitos, deja que se enfríe el asunto, por favor te en cuenta. Al final la calmaría entre besos se encontraría con los ojitos socarrones, penetrantes, una miradita de Vicky a su ex ministro, ¿tan asustado te tienen Joaqui…? La muy hija de…

En cambio Raquelita se tragaría sus explicaciones, apenas tendría que explicarle, a penas inventarle algún pretexto para postergar ese largo y urgente viaje de negocios. Raquelita se lo tragaría todo con la misma facilidad con que se tragaba siempre todo, todo menos los tres melocotones de su anorexia. Tampoco tendría que hacerle un regalote, tampoco lo llamaba Joaqui entre besos, Raquelita llamándolo Joaqui entre besos, qué horror, por Dios…”.


(p. 10-11). Este libro dice que la primera edición es de mayo de 1989. Si bien el autor es paruano, dice que los derechos exclusivos (y la impresión ) son en España.

Yo leía esto y mientras lo hacía, me reía sola y me felicitaba por haber votado por Hirsh. O sea, esto lo escribe Bryce Echequñique el 89… ¿alguien podría decir que las cosas han cambiado?... Del amor al poder, de las amantes… Yo lo dudo.

De hecho no hace mucho escuché en la radio a Ramón Farías, enojado porque no le daban pega de actor (y eso era en caso que no fuera re-electo, onda su pregunta era ¿de qué voy a vivir sino es de mi profesión?). Y claro, quiere jugar a que es como el común de los mortales… no es así. El poder viene y se puede ir, no se puede tenerlas todas. Es lo que le pasa a Bermejo… por eso alega tanto.

En eso estaba cuando mi lectura fue interrumpida por mi amigo que llegó… le conté y le leí eso. Luego sí. Tras un agradable almuerzo y chapuzón.

Domingo de elecciones… lo único que me cargó es que la segunda vuelta es el 15 de enero y nos friegan planes vacacionales ( de fin de semana en mi caso) a varios… Desubicación máxima, debió haber sido en noviembre para diciembre. Eso creo yo. Igual, now, quiero a la Bachelet.

O sea, Piñera podía ser (me cae bien él, sí ya sé.. pero me cae bien)… pero ahora, resulta que su opositor máximo hasta ayer, now es su mejor aliado. El que se iba de vacas si ganaba Piñera, ahora lo apoya ¿esta derecha tiene alguna credibilidad?. Y tiene a Novoa y Diez… ¿Cuál sería el cambio?... Lo único que buscan esos señores amparadores de violaciones humanas es seguir en la palestra con harto poder y no tener que cancelar viajes con sus “Vikies”. Pues me opongo, que gane la Bachelet. Una mujer al poder en Latinoamérica, y Chile la lleva… ¡¡¡¡En hora buena!!!!. Lo veremos el 15.



4 Comments:

Blogger Jaime said...

Te sacaste alguna foto con tu pinta chic?

10:21 AM  
Blogger Una sombra said...

Y bueh, de elecciones...
Más que el quién (que ojalá se Bache..), me irrita la farandulización de la política y el cómo, en su empoderamiento, muchos de esos "políticos" se llenan la boca con frases como "servicio público"...
¡¡Que algo nos proteja!!
Saludos y cariños

7:08 PM  
Blogger Nadia said...

mira tú, mis elecciones van por el mismo lado...
Anastassia, este post es netamente un cariñoso saludo navideño, con el sincero deseo que el 2006 sea mucho mejor (una de las tantas costumbres para Año Nuevo, que te recomiendo, es prender una velita amarilla con fe, para prosperidad económica y trabajo... sí, sé que es más importante la Salud y el Amor, pero sabemos por qué te lo digo...)

Afectuosamente, la vocal

4:12 PM  
Blogger Elisa de Cremona said...

jajajajaja
me rio y rio mucho

4:59 AM  

Enregistrer un commentaire

<< Home