lundi, juillet 17, 2006

Ser un ser sufriente

Conté antes que una vez, un hombre que quise mucho más de lo conveniente, me dijo que yo era un ser sufriente. Cuando él dijo eso, me dolió hasta el alma del alma... fue heavy, porque lo consideré, lamentablemente, cierto y porque él dijo que por eso me dejaba...
Eso, que para mí era hasta hace poco sólo un enorme peso y un karma, supe, recientemete, que es también un bien en otro contexto, como me dijo una buena amiga nueva y otro hombre, a quien quiero muchísimo. Este último querido hombre me lo explicó así:

"Anastassia querida, nosotros -tú y yo- por diversas y distintas causas, somos seres sufrientes. Es decir, seres que hemos sufrido mucho. Seres que tenemos esa impronta. Que, tal como dices, es un peso que hubierámos querido evitarnos pero que no se pudo. Y que otros se alejan de nosotros pues no quieren o no pueden aceptar o lidiar con él, pero que nosotros no podemos evitar ni ocultar, porque la historia es, al margen de lo que uno quiere que sea.

Pero esa impronta, nos hace ser sensibles al dolor ajeno. Empatizar con los otros seres sufrientes, o seres que sufren algo en un momento dado. Y esa empatía te permite ponerte en los zapatos del otro, y considerar lo complejo de los afectos, y evidenciar que no es obvio el cómo comportarse".

Mi amigo querido y yo llegamos a eso pues ambos consideramos que, evidentemente, uno podría llegar y estar no más -en distintos casos, por ejemplo en un funeral-, diciendo explícita o tácitamente, "quería decirte que estoy contigo en este momento", pero eso, para nosotros, es soberbia pura o estupidez al cubo.

Porque muchas veces el silencio o no aparecer para no perturbar zonas de paz o de dolor, es mucho más considerado o más bien, ES LO considerado y ergo lo pertinente... pero eso sólo lo entiende un ser sufriente... no aquél que no ha estado en ese pellejo... seriamente (igual es bien raro esto, porque TODOS creen haber sufrido TANTO como para erguirse en la categoría de "ser sufriente", como si fuera algo tan rico, eso, otra vez, es no cachar nada, y otra vez soberbia al cubo).

E incluso, yo no sabía, pero mi amigo querido me dijo que esta situación podría beneficiarme o servirme en términos laborales (y mi amiga nueva y periodista UC y estética como yo y bailarina, adhirió). Mi amigo me citó algunos ejemplos -de mi vida- que me dejaron pensando... pero lo confirmé recientemente: fui a una entrevista con un editor peso pesado de TVN...
Eso, igual hace poco mailé con el él revelador... y no se acordaba que me dijo eso... a mí que me quedó grabado con fuego, como una marca de esclava... y a él que se le olvida... Curioso como la memoria es tan distinta para cada quien...

dimanche, juillet 16, 2006

Casas y Farándula...

Mi casa del Arrayán, o más bien la casa de mi padre donde yo vivo actualmente, está en Arriendo. (He tratado varias veces de subir un post sobre este lugar y fotos y eso, pero no es simple here, no sé why).

En fin, hoy venían a ver la casa... hoy sábado, cerca de mediodía...y como siempre que eso ocurre, nosotros que somos buenos para dormir, nos apresuramos a hacer todo quik: ordenar, hacer camas, lavar loza, limpiar lo de los perros, y obviamente ducharse.... Cuando está mi papá él muestra la casa. En general eso me gusta. Hoy pasó eso.

Los potenciales clientes fueron al cerro, a ver la piscina con terraza y vista a la ciudad, el patio, y yo estaba en la pieza, arriba, en el pc. O sea, no los recibí ni los había visto. Llegaron al segundo piso, y entonces veo a los visitantes: Gonzalo Valenzuela y dos chicas... ¡Síiiiiiiiiii, el Manguera, ¡¡¡¡el mismísimo!!!!

Yo muy plop lo miro como si lo conociera y le digo ¿¡tú?! y él súper amable sonríe, y dice "hola cómo estay" y me da un beso de hola... Guaaaaaaaaaaaaa..... muy ultra guapo, alto.... no sé cuál era su chica de las dos, muy lindas ambas.

Mi papá no lo cachaba para nada (tan out que es él, le tuve que decir que era un actor súper famoso). En fin.... Les gustó la casa... ergo.... ¿mi casa pasará a ser farandulera?.

Y sobre casas y mi trubu...
Yo me voy a la vuelta de Buenos Aires, o sea a principios de agosto, si todo sale como presupuestado, a mi primer depto de soltera en Santiago, cerca del Bellas Artes (igual barrio medio farandulero). Qué emoción. Es ultra enano, ruidoso, oscuro viejo y demás... pero tiene un mini balcón, tina grande de esas antiguas, y sobre todo es mío y como es así minúsculo, es súper barato, y además no hay atados de papeles porque me lo arrienda un familiar...

Y sobre todo, al lado de 2 de mis amigas del alma... que ya me han ofrecido toda su ayuda (impresora la N. , lavadora la C)... claro entre que no tengo nada y no me cabe nada...pues se agradece... Y relativamente cerca de otros 2 súper amigos (que ya han programado vino y quesos et bonne conversation a deshora, -Mc- y yo creo que clases de apreciación de cine particualres, -Ma-). Cerca del café de LL donde colaboro los jueves y hago yoga.. y de mi editora... O sea top. Y a pie de la escuela de flamenco de mi prima, donde, en teoría iremos la N y yo...

Y ahora que por fin me salieron otras clases, y la revista, pues se puede. (Y cuando se acaben, en noviembre, no importa porque habiendo tanto café fashion por ahí, le haré al garzoneo por último y ya... aunque ojalá -ángeles mediante- no sea necesario, pues quizá sale la beca trasantlánica y emigro ... ojalá....-se agradecen todas las oraciones y las velas para ese fin-.).

Y ayer mi súper hermana, de 28, durmió por primera vez en su depa nuevo, muy ultra top, en el Golf, comprado con su pareja. Y no tenían nada... sólo las cortinas recién traídas de Inkal, onda en bolsas aún, ni cama, ni ampolletas, nada... pero compraron unas pizzas y supongo que durmieron en el suelo (flotante of course)....¡qué romántico!... la primera noche, de su primera casa propia, y juntos... Estoy feliz, muy muy muy feliz por ella. (Felicitaciones preciosa, de todo corazón).

Sobre el resto... En principio mi papá va a cumplir su sueño: irse a vivir a la playa, al depa de Santo Domingo. Le cuesta estar solo... pero ya lo está asumiendo (igual la Angélica, la nana de la casa hace 10 años, le dijo que lo iba a seguir donde se fuera... ¿qué linda, no?). Mi mamá pasó los inciales 6 meses en España, y se queda a vivir en Madrid descartando su querida, soleada y anadulza Málaga. Le costó verse a sí misma haciendo lo que hace ahora... pero también le dio un giro a su vida y le ha hecho bien, parece.
La Fñ, bueno la Fñ. sigue en Berlín y verá donde se queda, ella cree que por allá o quizá va a España a hacer un postgrado, depende donde encuentre pega su ED.... y ella toda hermosa, seguirá a su caballero donde el viento los lleve...

Y así, de a poco, después de muchas y enormes tormentas... cada uno de nosotrso, está armando su propio lugar en el mundo... Qué bonito, al fin.

Te amo


El Arrayán está frío y con neblina, son las 2:40 am y acabo de llegar de ir a comer a un rest muy rico, medio peruano, cuyo nombre olvidé, en Manuel Montt (fue la segunda opción, si bien en algun momento el Cachafaz estuvo en la mira, lo descarté por varias razones, más personales que nada, y el elegido fue el Normandie, que me encanta, pero estaba full).

Mi amigo y yo caminamos hablando de lugares para comer y recuerdo un rest de hace mil años y le digo:

"Hace mucho tiempo pololié con un tipo y con él solíamos ir al cine, y había uno en Lo Castillo que me gustaba... como andaba en auto en esa época era fácil ir a cualquier parte... y luego de la peli me gustaba un rest de arriba de ese cine. Era un lugar piola, sin ruido, con jazz bajito, que tenía una galería de vidrio, verde, que daba a un pasillo vidriado, entonces no era encerrado pero no hacía frío" (No le dije a mi amigo, pero me acordé de una vez ahí con dicho pololo: él acababa de sacar chequera e hizo su primer cheque para mí... lo guardé varios años).

Yo andaba movilizada hoy. Estacionamos el auto en las torres de Tajamar y fuimos caminando al Normandie, antes de llegar, mi amigo me dice:

-Mira, este es El Parrón -me lo había nombrado como una opción, que me tincó porque me dijo: "Raúl Ruiz dice que esta es su oficina en Santiago" y yo no lo conocía pero opté por no porque es más bien de carnes -yo prefiero los mariscos o lo vegetariano-, así que íbamos al Normandie, un bistraux con comida francesa deliciosa...-. Y cuando pasamos por "El Parrón" veo como cerámicas azules en los muros y candelabros de madera...

Qué bonito!,¿podemos entrar a mirar? -pregunto.
-Claro- Y entramos...

Él me dice mirando hacia la izquiderda, "ese es el bar que yo te contaba" (harta gente fumando, afortunadamente ya no será más así desde el 1 de agosto) y yo mirando a la derecha digo: "claro y esa es la parte más de restaurant" y al ver hacia ese lado, se cruza mi mirada con la de él, justo frente a mí.

Quedo un poco atónita y olvido que estoy acompañada, me quedo parada, impérterrita... Él me mira, veo su cara de sorpresa y su sonrisa cuando se para y dice "Katty" /anny debería poner here) y se acerca a mí. (Yo justo no andaba producida... andaba como siempre no más.. ¿mal o da igual?).

Era el pololo del primer cheque. Fue el primer hombre que me dijo, en serio, "te amo" y al primero que yo se lo dije, al tiempo después que él a mí. Teníamos 18 años. Nos dijimos eso hasta que ambos teníamos cerca de 24. En ese momento cortamos definitivamente. Eso fue a fines del 96. Las cosas teminaron medias tirantes por lo que recuerdo.

Nos vimos de casualidad un par de veces en la calle. En ambas ocasiones él fue el que se me acercó, en ambas lo saludé casi como un acto reflejo, sin pensar... un poco desconcertada, un poco descompuesta.

Pasaron unos meses, y un día soleado de 1997 cuando aún yo no tenía ni mail ni celular, llegué a mi casa del Arrayán y tenía al menos 10 recados de personas distintas: la mamá de él había muerto (estaba muy enferma hacía tiempo).

¿Qué hacer? ¿Ir o no ir?... Obviamente no era que yo no quisiera estar, sino que quizá él no querría que yo estuviese...

Yo pensaba que ya era bastante terrible que se muriera la mamá de uno, como para que además, como para echarle limón a la herida, fuera alguien a quien no quisieras ver...

Me acuerdo que mi mamá me dijo que ella consideraba que uno tenía que ir a esas partes dependiendo del grado de afecto que tuviera uno con la persona muerta -yo la quería mucho a ella, a su mamá, y nos llevábamos súper-. Pero a mí el tema me parecía más complejo... No sabía cómo decidir.

Y como buena alumna de la UC que era, hice bien mis tareas: averigué en más de 3 fuentes idóneas. Y confirmé, que en este caso, era bueno y deseado por él que yo fuera. Y fui, claro.

No lo vi nunca más, hasta como 6 años después, una vez que como muchas otras fui a una inauguración al Bellas Artes, y como casi todo el tiempo estaba su abuelo, un escultor muy famoso. Pero esa vez, además, estaba su padre -ahora en silla de ruedas producto de una enfermedad fulminante- y él. (Cuando supe lo de su padre pensé en visitarlo, averigué again, y esta vez mis fuentes dijeron que era mejor abstenerse, lo hice).

Lo vi ahí en el MNBA y quise pasar piola e irme, pero él me vio y me gritó de lejos... no tuve opción y me acerqué a saludar, eso fue a principios del 2003, creo.

Con el tiempo entendí eso que me pasó con lo del funeral, hace poco. Claro, porque yo, muy a mi pesar, por diversas cosas, como me dijo un hombre a quien quise mucho (y por quien sufrí lo indebido), soy un ser sufriente (-ya hablaré de eso después- cuando este tipo me dijo eso, me dolió TODO, porque sentí que era cierto, irreversible, y porque él dijo que por eso no había seguido conmigo). Pero luego, supe, tenía una parte buena...

De hecho, recordé con esta historia otra historia que conocí varios meses después del funeral de la mamá de mi ex. Una muy buena amiga mía estuvo emparejada 4 años aprox con un tipo. En ese tiempo ella iba siempre a ver a su abuela. Esta pareja terminó. Como 2 años después de eso, la abuela de mi amiga murió. Y el tipo aquél apareció en el funeral. Mi amiga me contó que no le dijo nada pero que le cargó, que encontró una desubicación gigante... etc.

Justamente lo que preví que podía sucederle a este ex mío... por eso hice bien tareas. Y como confirmé, fui, lo saludé y vi en sus ojos que a él le cayó bien mi presencia, pero yo intuí, gracias a "mi ser sufriente", que podía no ser así (el ex de mi amiga no hizo su tarea). Y por lo mismo, por mi condición de ser sufriente, soy capaz de guardar mis ganas de decir "estoy contigo" o "me parece esto" en pro de no avivar un dolor o de mantener o procurar la paz del otro.
En fin. Estaba yo ahí en "El Parrón" y lo veo... Y "Hola qué tal cómo estás tanto tiempo... bien gracias y tú... bien también" y entonces él dice: "Acabo de ser padre, hace 25 días". Y me alegré genuinamente... "y hombre o mujer y cómo se llama y estay feliz y te felicito". Y en verdad me alegré.
En eso llegó mi acompañante, los iba a presentar pero se conocían...

Me reí para mis adentros, siempre era así con él. Conocía a gente de mi colegio, de mi universidad (él es de la Chile), casi de mi familia... antes que yo. Lo saludaban a él, antes que a mí. Era divertido pero a veces me daba un poco de rabia. Curioso que tantos años después pasara lo mismo...

Se despide de ambos, y a mí me dice "chao preciosa" y me da una abrazo de amigo-oso... hacía tiempo que alguien no me decía eso así... y me gustó que fuera él.

Se va a sentar él, nosotros al Normandie que vemos lleno (Estaba Góngora) y optamos por ir al rest. de MMontt... en el camino le cuento a mi amigo que el tipo del bar en Lo Castillo era él... me cuenta de donde se conocen y tal...comemos mariscos y hablamos de cine, libros, viajes y algo de la vida... Nos vamos. Me invita un té final en su casa pero digo que no... era tarde... Y me vuelvo sola en mi auto, de noche, al Arrayán...

En el camino recuerdo todas las innumerables veces que él me pidió matrimonio... y mi respuesta era "cuidado que te puedo decir que sí" y él respodía a su vez: "siempre te lo pregunto con la esperanza que digas que sí". Recordé las veces que pensé en hacerlo y los nombres de hijos que inventamos, la casa que tendríamos y demás.

Hoy él tiene eso, supongo, con otra mujer, y me gustó que fuera así. Yo no podría... no estoy en esa (en la materna) y si lo estuviera no me gustaría tener una guagua de 25 días y que mi pareja estuviera en un restaurant comiendo con amigos o con gente de la pega (andaba con terno él). Obvio, yo no soy como su mina, presumo que no era yo la adecuada para ser la madre de sus hijos.

Me imagino que si lo mismo me hubiera pasado al año de que terminamos, me hubiera caído como patada en la guata. Pero ahora, casi 10 años después, me cae bien.

Quizá al final toda aspereza, por muy terrible que sea, por muchas lágrimas que haya conllevado, se lima en cuestión de tiempo... o casi todo.... y de harto tiempo....

De hecho hoy al verlo olvidé lo que fue la ruptura... Ya no queda eso, queda, supongo, sólo el cariño gigante que nos tuvimos. Pues lo que recordé no fue el dolor, ni la tirantez del término... Sino que recordé que fue el primer hombre con el que nos dijimos "te amo".

Pasiones humanas y New Look

Cuando hacía mi tesis para el master, tuve que justificar qué era un programa de interés humano. Entonces averigué y reflexioné y di con que apela a las pasiones humanas... ¿qué se entiende por ello en términos rigurosos?, me pregunté...

Y averiguando llegué a varios escritos filosóficos, casi todos vinculados con la estética, y particualrmente Kant me llamó la atención (lo leí en french pero un buen ensayo sobre el tema, en cristiano, here)... cuando decía que las "pasiones humanas" de algún modo generan la pérdida de la razón y uno actúa como poseído... (de hecho una vez un francés que conocí, me dijo que en Francia cuando había un homicidio pasional, se argumentaba con "locura pasional"... y era legítimo, legal. Wow).

Hay veces que las emociones - y ok, como diría Jorge mi "jefe" (edito su blog) y amigo y partner de mi padre, que tal como dice el coaching el ser humano ES un ser emocional por antonomasia- nos juegan chueco. Nos hacen perder la razón por más tiempo del debido... y cierta conexión con la pena/dolor/sufrimiento empieza a tornarse como un patrón...

Al principio uno habla de "duelo emocional" (mi amiga Elisa tiene un post maravilloso sobre eso que no pude encontrar para linkear) pero ¿Cuándo deja de ser eso para ser una obsesión, a los 3 meses, al año, a los 2 años, a los 10? ¿Cuándo el acudir a ese sentimiento de sufriente deja de ser una droga... esa droga a la que uno acude, como un alcohólico, que sabe que no le hará bien ni que reportará beneficios actuales o futuros, pero que no puede dejar?...

¿Cuándo deja de ser un duelo natural y se vuelve una enfermedad endémica del alma? ¿Cuándo uno percibe que esa "droga malvada..malamada" es en verdad una evasión de algo peor... (como el drogadicto que apela a eso porque en verdad tiene depre)?. ¿Cómo uno se da cuenta y cómo lo afronta?.

Alguien, sabiamente, me dijo que evidenciar esto era un paso, otra alguien -una arquitecta maravillosa que conocí hace poco por mi amigo R.- me dijo que había que eliminar las "rutas emocionales" (trayectos mentales que conectan con la pena a partir de "conectores" como mails, ciertos lugares de la ciudad, objetos, films, etc.) y alguien me dijo que la terapia era hacer deporte... No sólo para mejorar el ánimo, sino para, de algún modo, no pensar en el "bar de la esquina emocional"...

O sea, el que procura dejar de tomar y tiene un bar en la esquina, frecuentemente lucha contra el entrar o no entrar.... alguien con dolor de alma... frecuentemente apela al dolor sin querer queriendo... y lee y re-lee las "viejas cartas" (de ahí la famosa canción), o escribe "la última noche que pasé contigo", o como Samatha en Sex and the City escucha una y otra vez los recados de su él (Richard) en el cel. Eso es "el bar de la esquina emocional".

Borrar todos esos conectores cuesta, es como jugar a "aquí nunca pasó nada y todo esto que me duele me lo inventé solo"... pero borrarlo, como leí un libro de Patrica Hashuell, ayuda tanto a liberar energías estancadas, a dejarlas en el cosmos para quien le vengan bien, y permitir la renovación enérgetica.

Antes de la era de las comunicaciones y la súper interconexión era más fácil. Borrabas el fono de tu agenda con liquid paper y ya... ahora debes olvidar el cel, el fono, la dire, te tiene que bloquear del msn y tienes que olvidar y bloquear el mail y de sacar de la palm... y sacar de gmail y suprimir todo lo relativo a.... ahora si la persona en cuestión tiene blog.... y si para más remate su pareja actual también... Valor. (Eso -desgraciadamente para uno- no se puedes borrar, como se puede cambiar el bar de la esquina).

Aprendí -me enseñaron en verdad- que para salir de eso uno tiene que sentirse un alcohólico y saber que si bien cuesta, la solución igual está en uno, en la propia disicplina... y tal. Y que "algo" no anda bien en uno que se conecta con todo ese pesar... para mejorar ese algo, además de una terapia en lo posible (si se puede pagar), se sugiere (la psico no yo... bueno, igual yo adhiero) hacer deporte. Y.. quien sabe. Yo creo que si además le ponemos.... un oceáno entre los cuerpos, mucho mejor.... pero eso es tan caro que no siempre es posible.

Yo empecé a hacer las tareas, y me costó N. Borré 3 años de relación epistolar, más de 100 mails... Algunas cosas las tengo ahí al agüaite para otro ritual -la hoguera- que leí en el libro de la Hashuell, para la purificación (en rigor era mejor quemar todo, pero eso implicaba un gran trabajo -físico y emocional- de traspasar todo a word, imprimir, y demás... así que puse suprimir en gmail y ya... dolió....N... pero liberó N tb). También me metí a yoga, como no tengo dinero le hice un trueque a mi amiga de la cafetería: atiendo el café los jueves a cambio de las clases... está funcionando.

Además -como alcohólica emocional que soy- llevo la cuenta de cuánto hace que no re-incido en saber cosas de él -o de gente que está vinculada a él en alguna medida- (botellas emocionales), y ya llevo un tiempo, aún no supero mi record, pero ya va... y ya pasé el umbral de hacerme trampa (cuano leí el libro de la Daniela García -"Elegí vivir"- aprendí eso, de procurar evitar hacerse daño con lo externo).

Ha pasado un año y 9 meses desde que mi alma quedó hecha añicos.... y en enero pasé el punto de giro y ahora estoy en el último tercio, al fin. Lo malo es que el alma queda mutilada. Bueno, sabemos, todo se paga, mientras más grande el cariño -o el bien-, más grande el dolor o el precio. Hubiera sabido, hubiera dicho "paso"... pero no supe, o no traté de saber o no quise saber... no sé.

El primer paso del tratamiento, luego de reconocer la patología, es el más difícil a veces. Yo creo que para empezar un cambio de look viene bien ¿no? cortarse el pelo es suprimir historia... igual que poner "borrar" a la memoria corporal... Yo me lo corté bien cortito... me gusta N. Veremos...

Pd-subiría una foto con new look, pero me gusta esto de no tener fotos here... La palabra de mi verificador now es...sgidcnra... se parece un poco a signatura... como "signature" o sea firma en francés... ¿será algún mensaje metabloguer?

Vuelta y Vuelta

Volví...

Varias cosas... pero finalmente se traducen en que quería volver. El título hace alusión a Congreso grupo que me encantaba (porque igual era chori que el pancho Sazo fuera profe en mi colegio) hasta su último concierto... por asuntos nominales tengo sentimientos encontrados ahora...
Pero la canción del título me encanta... La usé para uno de los mejores trabajos que hice en la Universidad, me la enseñó mi primo querido una noche de conversaciones reveladoras en La Serena (mientras me esneñaba a cómo se hacían pitos de marihuana, en lo que él era master y yo ignorante total)
y Como esa canción aplea de algún modo extraño a lo que me pasa, o sea es un poco lo que me pasa aquí... vengo de vuelta, pero hay varias vueltas en este caminar de calendarios en estos meses silenciosos
En fin.
Hola de nuevo.